Situaciones peligrosas

Situaciones peligrosas

Hay una serie de situaciones que, por el riesgo eléctrico que entrañan, pueden resultar peligrosas para la seguridad de las personas.

Un accidente eléctrico puede derivar en explosiones o incendios con muy graves consecuencias. Un cable de una línea caído en el suelo o que desprende chispazos, una instalación que se quema, un centro de transformación inundado, arquetas en mal estado...  son posibles fuentes del accidente. Todas estas situaciones suponen un riesgo para las personas, ya que pueden ser causa de daños derivados de la corriente eléctrica, quemaduras, caídas, golpes, etc.

Es necesario recordar que para sufrir un accidente no es necesario tener un contacto directo con la instalación, puede ser suficiente peligro el acercarse en exceso (arco eléctrico).

Si detectas algún cable colgado, una tapa en el suelo rota u otra situación que creas peligrosa, ponte por favor en contacto con nosotros lo antes posible a través de los teléfonos gratuitos.

 

​Andalucía, Extremadura, Murcia y Castilla La Mancha

​900 850 840

​Aragón, Castilla y León, Galicia, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana

​900 848 900

Baleares

​900 849 900

Canarias

​900 855 885

Cataluña

​800 760 706

¿Quieres tener más información?

Si eres un profesional, descárgate nuestro documento sobre el riesgo eléctrico.

Conoce nuestras cinco reglas de oro que aplicamos cuando nuestro equipo realiza intervenciones en la red.