Emergencia en La Palma

Trabajamos para minimizar la incidencia en la red eléctrica

e-distribución trabaja en la emergencia en La Palma

La isla de La Palma sigue pendiente del volcán que desde el pasado 19 de septiembre se encuentra expulsando lava. Las coladas han destrozado ya numerosos edificios de la isla canaria y miles de personas han sido evacuadas. Gracias a la labor de los empleados de e-distribución se está consiguiendo reducir al máximo la afectación del suministro eléctrico.

La lava, hasta la fecha, se ha llevado por delante decenas de kilómetros de líneas eléctricas, numerosas torres de media tensión y cientos de postes. Miles de suministros de la isla se han visto afectados por el torrente imparable de lava que ha sepultado a su paso infraestructuras y casas de los vecinos de la zona.

e-distribución, trabaja para minimizar los daños y desplegar alternativas para que la luz siga llegando al máximo número de hogares, negocios y edificios públicos. Un ejemplo son las labores coordinadas para conectar dos plantas desaladoras que permitirán regar las plantaciones de plátanos de La Palma, uno de los pilares de la economía local.

Se han movilizado recursos desde diferentes puntos de España y del resto de islas del archipiélago: más de 11.000 metros de cable, 50 apoyos de líneas aéreas, equipos de lavado a presión para retirar cenizas acumuladas, 15 grupos electrógenos que podrían suministrar luz a hogares y negocios en caso de emergencia y un centro de transformación portátil.

e-distribución ha reforzado también la dotación de personal y un total de 40 trabajadores, entre empleados de campo, apoyos logísticos y responsables del centro de control, se encuentran trabajando mano a mano con las autoridades.

Además, se trabaja en el despliegue de telemandos para facilitar las labores de campo. Con ellos, muchas de las operaciones pueden realizarse de forma remota ahorrando tiempo y aumentando la seguridad de los trabajadores.

 

Coordinación con las autoridades

A partir de la declaración de la situación de prealerta, e-distribución activó sus protocolos de actuación ante erupciones y riesgos sísmicos, siempre en coordinación con las administraciones.

e-distribución ha entrado además en contacto con los municipios afectados para ponerse a disposición de las autoridades e identificar las dependencias más críticas para priorizar suministro en caso necesario.